Reyes Magos

Cuando era pequeña y hasta los 8 años viví en Almansa, un pueblo de Albacete en el que aún duermen mis primeros recuerdos. Recuerdo a mi primera amiga del alma, Rosana, y a Sor Presentación, una monja que un día me barrió los pies con una escoba y me dijo que si te barrían los pies no te casabas, recuerdo las clases de baile español y las de ballet, recuerdo el parque que estaba al lado de mi casa, inmenso a mis ojos de niña. Recuerdo las tortas de azúcar que vendían en el mercado central y que mi madre me compraba cada sábado cuando la acompañaba a hacer la compra a primera hora de la mañana.

Recuerdo los paseos con mi hermana Maribel y aquel cuento tridimensional que me regaló después de que yo lo pidiera como deseo, haciéndome creer así que los deseos se cumplen. Y no estaba equivocada…

Y recuerdo aquella noche de reyes, aquella noche en la que hacía un frío terrible y mi madre después de llevarme a la cabalgata en la que un caramelo tamaño piano de cola casi me deja tuerta, me dijo que en una noche tan fría había que ponerle de comer algo a los reyes, que había que ser amable y hospitalario con quien hacía algo por nosotros…

Recuerdo los platos con galletas y turrón, los 3 vasos de leche, las 3 servilletas, las 3 notas dando las gracias…

Recuerdo meterme en la cama nerviosa. Preocupada por si no veían la comida y pensaban que era una desagradecida. Recuerdo no poder dormir. Recuerdo dormirme apretando los puños de pura cabezonería.

Recuerdo despertar e ir corriendo a ver si se habían comido el turrón y las galletas. Recuerdo las migas y los vasos de leche vacíos. Recuerdo respirar hondo y satisfecha…

Ese año me trajeron la bañera de las barriguitas que me parecía todo un prodigio de la tecnología, tú la llenabas con agua por abajo y metías a la barriguita, y al apretar un botón redondo con toda la fuerza que una niña de 7 años es capaz de hacer con el dedo índice salía agua por una manguerita. Increíble no???

Tres días después tuve el dedo hinchado pero tenía a todas mis barriguitas más limpias que la patena.

Y ahora que repaso ese momento, recuerdo como el mayor de los regalos la cara de mi madre, como la que no quiere la cosa, sonriendo con una satisfacción que en ese momento me parecía un misterio y que ahora entiendo…

Y es que supongo que en esta vida hay secretos que merecen la pena ser mantenidos. Invitados a turrón y leche que siempre vuelven e ilusiones que pagaría por mantener.

Gracias mamá. Gracias Tata.

 

 

Photo source: via Myrabel Chan on Pinterest

56 thoughts on “Reyes Magos

  1. @joseramonmoreno

    Quien no tiene ese recuerdo???

    Con otros regalos, en otro sitio… Pero el recuerdo es el mismo

    😉

    Reply
  2. Loro_rusty

    No puede ser más bonito!!! De hecho se me cae la lagrimilla!!!……me encanta!!!…..muchos recuerdos y si cierto q hasta el final deberia d ser un secreto,super bonito ver esas caritas d inocencia!!…un besaZo milán!!

    Reply
  3. GiselaGibert

    Pero que preciosa entrada…
    Me has transportado a mis años de inicencia, y eran taan bonitos. Yo también me ponía muy nerviosa cuando me iba a la cama, y no era capaz de dormirme. Sin lugar a dudas, esas son las mejores navidades. Esos nervios, esa ilusión, esas sonrisas… Era precioso todo.

    PD: la foto de la entrada, me recuerda a los cuentos de hadas, es muy bonita!!

    Reply
  4. Veryto (@VERONICA_GR_)

    No puede ser mas bonita tu entrada de hoy. Que me gusta que nos regales recuerdos de tu infancia. GRACIAS.

    Reply
  5. MaPi

    Ooooohhhhh…….Yo recuerdo con mucho cariño cuando me dejaron mi regalo en mi habitacion,era una caja,yo seguia en mi cama ,mirandola y esperando a que mis padres vinieran a despertarme para abrirla,pero no venian,asi que me levante sin abrir la luz y fui a buscarlos….papa!!!mama!!!Hay una caja en mi habitacion!!!!Juntos fuimos a abrirla y era mi ansiado Gremlin….aun lo tengo.Bendita inocencia la niñez….

    Reply
  6. inma

    Me has emocionado. Yo soy partidaria de mantener esa ilusión. Tengo 36 años y aún me pongo nerviosa. Y veo a mis hijos y vuelvo a mi niñez. Es maravilloso!
    Bsss

    Reply
  7. Laura (@Laura_dm_love)

    Un recuerdo asi es imposible de olvidar, porque todo el mundo lo tiene. Porque a quien no le han traido los reyes alguna vez en su vida el regalo mas esperado???

    Reply
  8. Laura (@Laura_dm_love)

    Yo este año para reyes pedi una Ana Milan, pero no pudo ser, otro año volveremos a intentarlo.

    Reply
  9. Avi

    Este año ha sido el primero que no me han despertado los gritos y la algarabia de mis hijas porque aunque ya son mayores la ilision la hemos conservado siempre .Jamas vovere a tener esa mañanas , por favor las que las vivis conservarlas ,vivirlas.ese tiempo ya no vuelve ,vendran otros mejores ,diferentes pero ese ya no .

    Reply
  10. Montse PM

    Yo aún me acuerdo del precioso armario de la Nancy que (por duplicado, claro, mi hermana y yo nos llevamos 11 meses) nos trajeron los Reyes hace ya… ¿32 años?
    Qué recuerdos.

    Reply
  11. estrelli

    Ohhh!!! K bonito me has echo recordar mi nińez graciass x este momnto bss y a seguie disfrutabdo

    Reply
  12. Virginia

    Qué recuerdos tan bellos tienen las noches de Reyes… Compartidos con padres, hermanos… los nervios, la emoción, la sorpresa…
    Yo tuve esa bañera amarilla de las Barriguitas!!! Y me has hecho recordar un montón de juguetes de mi niñez… Gracias.

    Reply
  13. Ana Belén Delgado Rodriguez

    Es evidente que quien lo vive con el corazón,es capaz de describirlo de esta forma!precisosa entrada Ana.Yo también recuerdo esos momentos e intento recrearlos con mi hija lo mejor que se!Eso si,los trocitos de roscón me los zampo yo!y luego pasa lo que pasa!!!

    Reply
  14. Fercharmed

    Que maravillosa sensación, Ana…

    Yo a veces también echo de menos aquellos días. Esa mañana del 6 de Enero en la que te levantabas y ibas corriendo a ver tus regalos de Reyes… ^^

    Me ha encantado saber que fuiste almanseña durante unos años.
    Yo también soy almanseño. Nací y he vivido toda mi vida en Almansa, salvo ahora que estudio fuera, pero vuelvo casi todos los fines de semana.

    Sería genial cruzarme contigo por allí algún día.

    Un beso muy grande y gracias por compartir esos recuerdos con nosotros. :)

    Reply
  15. Sil

    Yo también tengo esos recuerdos pero los que más me gustan son cuando, durante 7 años, salí en la cabalgata de Bilbao y veía la cara de sorpresa e ilusión de aquellos niños al ver a los reyes pasar en sus carrozas y sus pajes dejar tuertos al personal a caramelazo limpio jeje Esas caras son inolvidables y estoy segura que el día que me toque estar ahí a recibir esos caramelazos seré tan feliz como esos locos bajitos alucinados por poder ver semejante despliegue :o)

    Reply
  16. Inma (@inm77)

    Que preciosidad mi guapa!! Yo creo que llegado ese día todos volvemos al pasado, volvemos a ser niños y a recordar la ilusión de esa noche.
    Porque es@ niñ@ sigue viv@ en nuestros corazones y la noche de reyes siempre será mágica .
    De lo mas bonito que tiene la vida es compartir, gracias por compartir esos recuerdos.
    Te queremos princesa.

    Reply
  17. crischispa

    k bonito ana!!!ami tambien me hacia y me sigue haciendo muxa ilusion ese dia!!!es precioso ver a los niños con esa cara de alegria
    bsos

    Reply
  18. Yanet

    Yo de pequeña no tuve Reyes, porque soy cubana y allá no hay esa tradición, pero ahora vivo aquí en Madrid y cuando veo la ilusión y la inocencia de mi pequeña de 7 años esperando a los Reyes y preguntándose como podrán entrar los camellos en casa. En ese momento que le veo su carita soy la mujer más feliz del mundo.

    Reply
  19. Vanessa

    Me encanta tu post de hoy!!!
    si señora, la noche de reyes y de recuerdos es mágica!
    Ahora que soy madre y veo a mi hijo de un añito y medio abrir los regalos y mirarme sonriendo, entiendo lo que sentia mi madre al verme con los ojos como platos al ver como abría los regalos de los reyes.
    que bonito, verdad??

    un abrazo.

    Reply
  20. Belén

    Recordar la ilusión e inocencia de un día tan especial que todos vivíamos con emoción y nervios… preciosa entrada.

    Secretos que merecen la pena ser mantenidos, cuanta razón! Ver la cara de los más peques estos días no tiene precio :)

    Un besazo guapetona!!

    Reply
  21. iri

    Hermosos recuerdos!!! Yo tb tuve esas sensaciones, de nervios de afinar el oído, para ver si los escuchaba andando por mi casa y tba ilusión del día siguiente. Aunque a mi lo q me ocurría, era q me daba miedo entrar sola al salón, entonces despertaba a mis hermanas….jajajaa. En fin recuerdos preciosos de infancia. Y viendo la carita de mi sobrino peque, ojalá le dure un añito más la inocencia. Muchos besos

    Reply
  22. Vero

    Inevitablemente, yo creo que cuando conocemos la realidad de quién son los Reyes, se va la magia de la Navidad. Y eso me ocurrió a mí. Todos los años intento verlas de una manera positiva, pero me es imposible, quizá solo veo lo malo.

    Pero leer esta entrada hoy me ha hecho volver a tiempos felices, a recordar con ilusión como abría los regalos con la inocencia de todos los niños que creen en la magia, como preparaba su leche y sus galletas…

    No sé como lo haces, pero siempre consigues hacerme sonreír, y eso precisamente, la sonrisa, es algo que deberíamos conservar todos los días del año.

    Gracias por seguir contagiándome la magia de sonreír, Ana.
    Un besazo

    Reply
  23. Laia

    Es un recuerdo precioso!! Vivo en Igualada, un pueblo de Catalunya, allí los niños reciben a los reyes en sus casas y ellos tienen unas palabras con los peques. Yo todos los años iba a casa de mi abuela a recibir mis regalos y no entendia porqué ibamos allí y no en nuestra casa, ahora que soy mayor sé que era porque no habia nada que hiciera más feliz a mi abuela que ver-me en ese instante.

    Ayer sentí lo mismo que debía sentir mi abuela cuando mis primos abrieron sus regalos y vi sus caritas, aunque sé que no es nada comparado con lo que sentiré cuando se trate de mis hijos!!

    Me ha hecho mucha gracia lo que te dijo la monja al barrerte os pies!!!!!

    Reply
  24. chelo

    Me encanta tu blog, las cosas que escribes, pero me gusta muxo mas saber que guardas esos recuerdos del ke es mi pueblo, yo vivo cerca del parque de los coloma(antiguo mariana pineda) y es muy bonito salir la maÑana de reyes y ver a los niños jugand con sus juguetes entre los arboles, fuente o junto a la pajarera enorme ke hay con variedades de pajaros, el mercado central sigue siend el sitio dond ir si kieres encontrar la tipica carniceria y puestos de fruta, y demas de toda la vida. En esta epoca se sigue haciend cola en la churreria del mercado los fines de semana para comprar unos churros para tomar en casa kn chocolate.
    Un beso de una almanseÑa

    Reply
  25. ALEJANDRA CASADO

    Sin duda son unos bonitos recuerdos, que siempre arrancan sonrisas y lágrimas que a mi me da por llorar, soy una sentimental que le voy hacer.

    Me ha parecido precioso.

    Reply
  26. LorenaVanDerWoodsen.

    Para mi esa noche sigue siendo mágica y preciosa… Y ver las sonrisas de la gente, pequeños y mayores… me encanta!!
    Gracias por compartir con nosotros estos recuerdos de la infancia…
    Mil besos, A.

    Reply
  27. @adesso76

    Esas tortas de azúcar de llaman tortas de manteca. Y si vuelvo de Almansa a Valencia mientras estés en el Olimpia me gustaría regalarte unas cuantas para que recuerdes tu infancia en “mi pueblo”.

    Reply
  28. Laura

    Qué gran verdad!

    Creo que todos hemos sentido eso alguna vez en nuestra vida y no hay nadie que lo pueda plasmar y explicar tan bien como tú!

    Muaaaaak.

    Reply
  29. Juany

    Son recuerdos preciosos, pero no todos los niños lo han tenido, sin ir muy lejos, el que hoy es mi enmarido, me contó cuando éramos novios que el se entero con 4 años que los reyes magos eran los padres. El vivía con su abuela paterna pues su madre tuvo que abandonar a su padre por malos tratos y a el dejarlo a vivir con su abuela para poder trabajar. La noche de reyes el había pedido un coche de carreras y al despertase encontró un plumier rojo, miro asombrado a su abuela y ella le dijo: “lo siento cariño, no tenía para mas”. La desilusión fue enorme pero no hos imagináis como cuido y quiso a aquel plumier rojo.

    Reply
  30. bea

    ay Ana siempre me emocionas, qué bonito escribes, un abrazo fuerte..que la magia de los reyes magos, perdure en nuestros recuerdos y en nuestros corazones!!!

    Reply
  31. Anica

    …la misma cara ilusionada con la que ahora miramos a nuestros hijos…el ciclo de la vida, como dicen en el Rey León.

    Reply
  32. Tammymilanísima

    Ayy pero qué bonito escribes siempre!! seguro q los reyes te han traído muchas cosas, por lo menos que te hayan dejado amor, salud y dinero… y poder estar con tu gente (que eso ya es un buen regalo!)
    Gracias por ser como eres, porque tú sí que eres un buen regalo.
    Un besote Milán.

    Reply
  33. Dolo

    Que bonitos recuerdos, me transportaste a mi infancia, que bonita la inocencia…..

    Yo ya perdí la ilusión, por la Navidad en general, pero sé que un día la recuperaré!!

    Besazo Milán

    Reply
  34. Javi

    Una entrada chulísima Ana, me has echo recordar mi niñez no sólo en la noche de reyes si no en el parque,en el mercado del sábado,en las tortas….yo soy de Almansa.
    Que la ilusión y la inocencia nunca cambie.
    Besos Ana

    Reply
  35. Cristinita

    Preciosa entrada Ana, me encanta como escribes.

    Me he sentido como la niña de 7 años que fui…

    Un beso

    Reply
  36. SU

    Que lindo escribes Ana.. También me moría por esa bañera!! jajaja Aunque mi ilusión durante años fué la casa enorme y rosa de Pin y Pon. No entendía por qué Sus Majestades eran tan tacaños conmigo y un año sólo me traían un par de muñecos, el siguiente el jardincito.. y mi adorada casoplona nunca llegaba…. Hoy me enternece saber que ese día en mi casa descargaban lo que humildemente podían pero durante el resto del año trabajaban muy muy duro y nos iban dejando a mí y a mi hermana mucho amor y una educación para hoy poder comprar a nuetros hijos la dichosa casita (o a mí 😉 ..

    Muxus

    Reply
  37. Isa

    Que recuerdos, y parece que fue ayer… Recuerdo que metíamos barquillos dentro de las zapatillas de cada uno de nosotros cinco y tres copas champagne (mis reyes eran un poco borrachines… jajja). Recuerdo el irme a la cama corriendo para que cuando llegarán no me encontraran despierta y pudieran dejar los regalos. Recuerdo levantarme a primera hora e ir a la cama de mis padres junto a mis hermanos a pregarles que se levantaran, y ahora,… ahora es a mi a la que tienen que levantar y arrastrar hasta el comedor para que todos juntos, una vez encendida la cámara, empecemos a destapar regalos, a regalar amor.

    Reply
  38. Rosa

    Que entrada tan bonita!Tantas noches de reyes coni hermano esperando a ver amanecer para ir corriendo a agitar los regalos y jugar a adivinar haciendo tiempo hasta poder abrirlos…Eres grande!

    Reply
  39. Burbulau

    Pequeño Secreto… Gracias.
    Yo también pagaría por mantener algunas de esas ilusiones de niña. A cambio me ha tocado un trabajo en el que puedo mantener vivas las de niños como lo fuímos nosotras. ¿Justicia poética? Porque a ti te pasa un poco igual con el tuyo… y sobre todo con tu papel de mami.
    Te mando besos e ilusiones de niñas grandes.

    Reply
  40. Carmen

    Y que verdad!!! Todos tus amigos hablan de la magia que viven ahora con sus hijos… Pues yo, la estoy viviendo con mis nietos..(soy más mayor que la mayoría,..) Son gemelos, tienen 5 mágicos años y ha sido todo muy especial..
    Me alegra que sigas animándonos, porque eso es señal que tú también haces todo por animarte..
    Suerte y besos

    Reply
  41. Antonio

    Dios…. casi se me caen las lagrimas. No sigo tu blog pero esta entrada se ha hecho muy popular en “el pueblo” y enseguida se ha corrido la voz (cibernetica, no el boca a boca, que todo se andara). A mi me has hecho retroceder 30 años, los 30 que no retrocedí el día 5 por la tarde cuando estaba con mi hija viendo “la cabalgata”. Saludos de otro almanseño.

    Reply
  42. C.

    Cuando tenía 7 años, con mi pandilla del colegio, aparte de discutir sobre que significaba gay y hablar muy bajito sobre lo que era una lesbiana, después de hacer el pino puente en la pared de ladrillos y haber conseguido que nuestras madres nos dejaran comer a todos juntos en el colegio aquel día, (poco antes de que llegaran las navidades…) hablabamos sobre la existencia de los reyes magos.

    Aquel año les confirmé a todos ellos tras la vuelta al colegio que, al menos mis reyes magos, eran los padres.

    Cuando era pequeña cada vez que llegaba a un lugar cerrado me desnudaba. Cuando iba en el coche, también.
    En el coche no sólo me desnudaba, sino que tenía la afición de tirarme al maletero ya que la tapa que lo cubría estaba rota y me gustaba dormirme en él.

    Pues bien, llegó un día en el que al llegar al coche, un Mitsubishi familiar verde, me desnudé, me quedé en braguitas (siempre recordaré aquellas bragas blancas de algodón llenas de topitos pequeños rojos por todas partes que también llevaba el día que me bajó la… ejem, por primera vez en mi vida) y me lancé al maletero. Ya puedes figurarte qué pasó….. el maletero estaba lleno hasta los topes con todos los regalos de reyes de mi hermano y mios.
    En aquel momento no se me ocurrió, aún después de ver a mi madre histérica chillando “¡Salvador, Salvador! La niña, ¡que la niña está en el maletero!”. Pero cuando llegó la esperada noche y mi hermano y yo no dormíamos esperando oir a los reyes magos, y haciendo las habituales expediciones nocturnas al salón para ver si habían venido ya o, en su defecto, pillarles infraganti, até cabos al ver los envoltorios de los regalos. Y bueno, también porque mis padres se disfrazaron de reyes magos y justo estaban acabando de poner los regalos cuando mi hermano, nuestro sigilo y yo, aparecimos en el comedor. Se escondieron en el balcón.

    Mi madre estuvo hasta que tuve 14 años intentando hacerme creer en los reyes magos, el papa noel y el ratoncito perez (al cual también pillé poniéndome bajo la almohada una game boy advance).

    De cómo engañé a todos los niños de mi clase desde los 4 años hasta los 7 para que hicieran un corro y me enseñaran su pilila y nunca consiguieran ver mi “rayita”, te hablaré otro día.

    Reply
  43. Momentazos Taqui

    Acabar de leer el post y llorar… Que bien sabes transmitir emociones en unas lineas escritas.

    A mi es que el día de reyes me encanta y me sigue emocionando como el primer día, aún pasando de la trentena, jejeje

    Un besazo

    http://www.momentazostaqui.com

    Reply
  44. Sílvia

    jajaja me ha hecho mucha gracia lo de los barriguitas a mi con 7 años (2007) me regalaron la Play 3.. son cosas que no se olvidan.

    Reply
  45. Maxim

    Bueno, bueno, ahora si que me has ganado completamente….Vivo cerca de Almansa, a 28 km y esa ciudad tiene una magia incomparable, no me extraña que guardes maravillosos recuerdos de tu infancia allí y del friooo!! porque hace mucho si!!
    También me ha encantado tu noche de Reyes, es algo tan inocente y divino que volver a sentirlo me emociona mucho. Este año lo he preparado con mi peque de 4 años, y al igual que tú y que yo y que todos los niños…se ha quedado de piedra al ver los vasos de leche vacios y las migajas de las galletas, luego ya los regalos…Emocionante es poco!!

    Reply
  46. Maria Teresa Diaz Vazquez

    Lo acabo de leer y como dijo alguien mas arriba, diferentes regalos, diferentes lugares , recuerdos parecidos. Hace algunos años escribí algo parecido en mi blog, te lo dejo por si lo quieres leer http://cuentosdeprincesasyguerreros.blogspot.com.es/2009/11/ya-se-acerca-la-navidad-y-no-hay-nada.html
    http://cuentosdeprincesasyguerreros.blogspot.com.es/2010/01/hace-unos-dias-mientras-buscaba-en-las.html
    Son dos entradas distintas, pero creo que van de la mano, y al leer la tuya me acordé de estas dos.
    Gracias por compartir tu vida con nosotros.
    MariTe DiVa

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>